10
ene

¿En qué consisten nuestras clases?

El objetivo principal es el de liberar las tensiones musculares y articulares, mejorando así nuestro alineamiento corporal.

Con el desarrollo de la consciencia del cuerpo conseguiremos una mejor gestión de los dolores posturales y tensiones musculares ligados al estrés, a gestos profesionales… Previniendo así el desgaste de las articulaciones.

Es un trabajo corporal integral basado en movimientos suaves, lentos y conscientes. Proponemos ejercicios de movimiento consciente, posiciones suaves de estiramiento de cadenas musculares, movimientos rítmicos y ejercicios liberadores de la respiración.

Vamos a recuperar libertad en los movimientos del cuerpo, tomaremos consciencia de nuestra estructura osea y aprenderemos a utilizar el gesto justo.

¿Cómo se desarrollan?

Vamos a trabajar en grupos de máximo cuatro personas, para así asegurarnos el buen desarrollo de los ejercicios. Principalmente el trabajo será acostados en colchonetas en el suelo, también podrán ser sentados o de pie.

Nos servimos de diferentes materiales como balones de todos los tamaños y densidades, bastones de madera de diferentes tamaños, saquitos,…

Esta todo preparado para que la experiencia sensorial se despierte en tu cuerpo y consigas sentirte mejor!

Fundamentos del movimiento consciente:

En los movimientos que proponemos, buscamos eliminar las tensiones innecesarias para que los músculos consigan un tono justo y el movimiento se vuelva armonioso, fluido; obteniendo así el máximo placer y el máximo beneficio con el mínimo esfuerzo.

Es decir, que moverse de forma saludable implica no forzar los movimientos y realizarlos de acuerdo a nuestras posibilidades; con suavidad y naturalidad, sin rigidez. Tenemos que dejar al cuerpo y al cerebro la posibilidad de encontrar los movimientos apropiados.

Algo fundamental es sentir el mecanismo que se pone en marcha cada vez que nuestro cuerpo ejecuta un movimiento, así intentaremos eliminar todo esfuerzo excesivo, concentrándonos solo en lo que queremos mover. Y mientras tanto, la respiración fluye a su propio ritmo en todo el cuerpo, sin bloqueos.

La gimnasia postural propioceptiva como enfoque de prevención:

El cuerpo solo recuerda lo que ha aprendido, solo lo que ha llegado a automatizar. Si no integramos los movimientos justos, volveremos a esquemas anteriores de movimiento en los cuales se ha producido la lesión. Por ello, para evitar recidivas, necesitamos aprender el gesto justo y repetirlo, para que los cambios propuestos se mantengan en el tiempo.

A través de la gimnasia postural propioceptiva pretendemos dar un enfoque de manteniemiento, educación postural y prevención.

Te esperamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *