Anatomía Singular: Músculos y Huesos que Pocas Personas Poseen

musculos y huesos singulares

En el campo de la anatomía y la medicina, es ampliamente reconocido que no todas las estructuras del cuerpo humano son constantes en cada individuo.

Algunas estructuras óseas y musculares, conocidas como inconstantes, pueden estar presentes en algunos individuos y ausentes en otros. Estas variaciones anatómicas no solo son fascinantes desde un punto de vista científico, sino que también tienen implicaciones clínicas significativas.

Los profesionales de la salud deben estar al tanto de estas estructuras inconstantes para una evaluación precisa, un diagnóstico adecuado y una planificación quirúrgica efectiva.

En este artículo, exploraremos en detalle algunas de las estructuras óseas y musculares inconstantes más comunes, como la fabela en el cóndilo externo de la rodilla y el músculo palmar largo en el antebrazo. Comprender estas variaciones nos ayudará a apreciar la diversidad anatómica humana y a mejorar nuestras prácticas médicas.

Lista de musculos y huesos inconstantes

A continuación, se presenta una lista de estructuras óseas y musculares inconstantes en la población. Estas variaciones anatómicas pueden no estar presentes en todas las personas, y es esencial que los profesionales de la salud las conozcan para una mejor práctica clínica.

Estructuras Óseas Inconstantes

Fabela: Un pequeño hueso sesamoideo que se encuentra en el tendón del músculo gastrocnemio, generalmente en el cóndilo lateral de la rodilla.

Hueso Inca: También conocido como hueso interparietal, se encuentra en el cráneo, en la región de la sutura sagital.

Huesos Wormianos: Pequeños huesos accesorios que pueden encontrarse en las suturas del cráneo.

Proceso Supracondíleo del Húmero: Una proyección ósea en la parte distal del húmero que puede estar presente en algunas personas.

Hueso Os Trigonum: Un hueso accesorio que se encuentra detrás del astrágalo en el pie.

Os Acromiale: Una osificación inconstante del acromion del omóplato.

Os Peroneum: Un hueso sesamoideo en el tendón del músculo peroneo largo en el pie.

Os Vesalianum: Un hueso accesorio junto a la base del quinto metatarsiano.

Os Intermetatarseum: Un hueso pequeño entre los metatarsianos, generalmente entre el primer y segundo metatarsiano.

Escafoides accesorio: es una alteración en la osificación normal de este hueso, debido a un núcleo de osificación secundario en el escafoides del tarso-

Estructuras Musculares Inconstantes

Músculo Palmar Largo: Un músculo del antebrazo que está ausente en aproximadamente el 10-15% de la población.

Músculo Psoas Menor: Un músculo en la región lumbar que está ausente en cerca del 40-50% de las personas.

Músculo Peroneo Cuarto: Un músculo adicional en la región lateral de la pierna, que no todas las personas tienen.

Músculo Esternal: Un músculo del tórax, presente en algunas personas a lo largo del esternón.

Músculo Plantar: Un pequeño músculo en la parte posterior de la pierna que está ausente en aproximadamente el 7-10% de las personas.

Músculo Recto Esternal: Un músculo inconstante en la región anterior del tórax.

Músculo Epitroclear Ancóneo: Un músculo pequeño y ocasional en la región del codo.

Músculo Cuadrado Femoral: Variantes de este músculo, en cuanto a tamaño y forma, son comunes.

Músculo Oponente del Meñique: Un músculo en la mano que no todas las personas tienen de forma completa.

músculos y huesos que no todos tenemos

Patología relacionada con estos huesos y músculos

La presencia o ausencia de músculos o huesos inconstantes puede tener diversas implicaciones clínicas. En muchos casos, la variación anatómica no causa ningún síntoma significativo y pasa desapercibida. En particular, la ausencia de un músculo o la presencia de un músculo adicional rara vez genera problemas patológicos.

Sin embargo, algunas de estas estructuras óseas supernumerarias pueden dar lugar a complicaciones que afectan la calidad de vida del paciente. A continuación, se detallan los huesos inconstantes que pueden generar patologías y las condiciones asociadas con ellos.

Fabela

Patología: Síndrome de Fabela dolorosa

Descripción: La fabela puede causar dolor y molestias en la parte posterior de la rodilla, especialmente en personas activas. Puede también asociarse con el síndrome de fricción fabelofemoral, donde el hueso causa irritación en el cartílago y los tejidos circundantes.

Hueso Os Trigonum

Patología: Síndrome de Os Trigonum

Descripción: Este hueso adicional puede causar dolor en la parte posterior del tobillo, especialmente en bailarines y atletas que realizan movimientos repetitivos de flexión plantar. Puede resultar en una compresión dolorosa conocida como síndrome del os trigonum.

Os Acromiale

Patología: Síndrome de Os Acromiale

Descripción: La osificación inconstante del acromion puede causar dolor en el hombro y limitar el rango de movimiento, a menudo asociado con el síndrome de pinzamiento subacromial.

Os Peroneum

Patología: Síndrome de Os Peroneum doloroso

Descripción: Este hueso sesamoideo puede causar dolor en la parte lateral del pie y puede estar asociado con la tendinitis del tendón del peroneo largo.

Os Vesalianum

Patología: Dolor en la base del quinto metatarsiano

Descripción: Ests estructura inconstante puede provocar dolor e inflamación en la base del quinto metatarsiano, especialmente en personas que realizan actividades que implican mucho uso del pie.

Os Intermetatarseum

Patología: Dolor entre el primer y segundo metatarsiano

Descripción:  puede causar dolor e irritación entre los metatarsianos, a menudo confundiéndose con neuromas o bursitis intermetatarsiana.

Supernumerario del Escafoides (en el tarso)

Patología: Síndrome del Supernumerario del Escafoides

Descripción: La presencia de un hueso supernumerario cerca del escafoides en el tarso puede causar dolor en el pie, especialmente durante actividades que implican movimientos repetitivos o soportan peso.

Correcta evaluación y abordaje terapéutico en huesos accesorios

La radiografía es una herramienta fundamental para identificar huesos supernumerarios y otras variaciones anatómicas inconstantes. Es la forma más eficaz de confirmar su presencia y distinguirlos de calcificaciones o fracturas, evitando errores diagnósticos que podrían llevar a tratamientos inadecuados.

Es crucial que los profesionales de la salud estén familiarizados con estas estructuras para evitar confusiones y asegurar un diagnóstico preciso. Si estas variaciones no causan síntomas, generalmente no requieren tratamiento.

En casos donde sí se presentan síntomas, se debe priorizar el tratamiento no invasivo, como fisioterapia , antes de considerar opciones quirúrgicas como último recurso.

Una evaluación cuidadosa y un manejo adecuado de estas variaciones anatómicas garantizan un tratamiento efectivo y mejora la calidad de vida de los pacientes afectados.

Para cualquier consulta, visita nuestra clínica de fisioterapia en Málaga.

Publicado 

Categorías

Contenidos:

Consulta telefónica gratis

Si tienes alguna dolencia y no sabes cómo podemos ayudarte, reserva una consulta telefónica gratuita y habla directamente con nuestro equipo de fisioterapeutas. No te quedes con ninguna duda.