Conoce la esquizofrenia, sus causas y tratamiento

Conoce la esquizofrenia

La esquizofrenia es un trastorno mental grave que afecta al pensamiento, sentimientos y comportamiento de la persona que la padece. Todos los síntomas llevan a problemas en la vida diaria personal, laboral y en las relaciones sociales.

Se estima que la aparición de nuevos casos es del 1-1,7 por cada 1.000 habitantes. La esperanza de vida puede reducirse hasta en 15 años por causas como: suicidio, deficiencias en la dieta, sedentarismo, obesidad, problemas metabólicos, tabaquismo…

El inicio de la esquizofrenia puede ser abrupto (rápido) o insidioso (lento). Los hombres suelen desarrollar antes la enfermedad (15-24 años) que las mujeres (15-29 años)

Un poco de historia sobre la esquizofrenia

Si hablamos de esquizofrenia no podemos pasar tres nombres que son de gran importancia para el conocimiento de la enfermedad tal y como la conocemos en la actualidad.

Los principales acontecimientos en el estudio de la esquizofrenia fueron a finales del s.XIX y el primero en identificar el cuadro fue Kraepelin (1896) quién diferenció las psicosis orgánicas y las funcionales, y dentro de las funcionales diferenció las psicosis maniaco-depresivas (curables) y la demencia precoz (incurables).

Kraepelin se centró en el estudio de la demencia precoz y propuso tres tipos: paranoide, hebefrenia y catatonia.

En 1911, Bleuer sustituyó el término demencia precoz por el de esquizofrenia, considerando la existencia de diferentes trastornos dentro de ésta y los llamó “el grupo de las esquizofrenias”. Los diagnósticos los basó en el estudio psicopatológico global del paciente y estableció una distinción entre síntomas primarios o básicos, que aparecen de forma constante y lo constituyen las famosas “cuatro A” de Bleuer (falta de Asociación, Afecto aplanado, Ambivalencia y Autismo)  y síntomas secundarios o accesorios (aparecen en las fases agudas como reacción a los primarios).

Además, le sumó a los tipos de Kraepelin un subtipo Simple.

Schneider, proporcioné los síntomas de la esquizofrenia eludiendo toda referencia a la evolución o al pronóstico de la enfermedad y creyendo que solo con la observación clínica era suficiente para establecer un diagnóstico. Dio más importancia a los síntomas secundarios propuestos por Bleuer, denominándolos de síntomas primer rango por su utilidad a la hora de diagnosticar la enfermedad.

En las últimas décadas con el DSM-IV-TR (libro de criterios diagnóstico) se distinguían cinco tipos de esquizofrenia según predominaran más unos síntomas que otros: paranoide, desorganizada, catatónica, indiferenciada, residual. Actualmente (DSM 5), han desaparecido esos tipos y solo existe la esquizofrenia pero se le añaden especificadores como la gravedad y la catatonia.

Alucinaciones en la esquizofrenia

Síntomas de la esquizofrenia

Es fundamental reconocer los síntomas de la esquizofrenia para poder empezar un tratamiento lo antes posible y que la persona pueda llevar una vida lo más “normalizada” posible.

Generalmente se busca ayuda profesional cuando se experimenta el primer brote psicótico, pero en ocasiones antes de éste se muestran cambios en el pensamiento, estado de ánimo y relaciones sociales (síntomas prodrómicos).

Los síntomas pueden aparecer o empeorar por un evento estresante (pérdida de un trabajo, muerte de un ser querido…) o por el consumo de drogas.

Los síntomas varía de una persona a otra, nosotros vamos a dividirlo en tres grupos:

POSITIVOS O PSICÓTICOS

La persona tiene cambios en el modo de pensar, actuar y percibe el mundo de manera distorsionada. No son síntomas estables, aparecen en periodos de tiempo determinados y generalmente antes de que aparezcan hay síntomas prodrómicos que pueden ayudarnos a identificar la aparición próxima de estos síntomas positivos.

Alucinaciones: la persona ve, oye, huele, saborea y siente cosas que no son reales. Las más comunes son las alucinaciones auditivas. Se empiezan a escuchar tiempo antes de que se den cuenta de que tiene un problema.

Delirios: creencias muy arraigadas que no son ciertas e incluso pueden ser irracionales. Esto ocurre porque la persona interpretan erróneamente percepciones o experiencias. Por ejemplo un caso muy común de delirio es creer que hablan de ellos en la radio o en la tele, que los están persiguiendo o que les quieren hacer daño.

Trastornos del pensamiento: su manera de pensar es ilógica, teniendo problemas para organizar sus ideas y el habla. Por ejemplo está hablando sobre un tema y para de hablar de ese tema para pasar a otro totalmente distinto o puede inventar palabras y añadirlas a su discurso.

 Trastornos del movimiento: lleva a cabo movimientos anormales. Pueden experimentar manierismos (exageración de movimientos intencionales), inhibición o agitación psicomotriz, catalepsia (inmovilidad en la que son capaces de adoptar y mantener posturas inverisímiles), estereotipias motoras, entre otras.

NEGATIVOS

Dentro de estos síntomas encontramos una pérdida de motivación, interés y el disfrute de la vida. A veces se puede pensar que la persona está padeciendo una depresión.

Embotamiento afectivo: la expresión de las emociones se ve reducida o no expresa emociones. El rostro carece de movilidad, no mantienen contacto visual y los momentos de risa o llanto no provocan en ellos respuesta ninguna.

 Pobreza del habla: disminuye la productividad del lenguaje, las respuestas a las preguntas suelen ser pobres (una o dos palabras).

Anhedonia: disminución de la capacidad para experimentar placer. Dejan de hacer actividades que antes les eran gratificantes y ahora practican tareas que no les llevan a ninguna finalidad.

Falta de sociabilidad: no muestra interés por relacionarse con los demás.

falta de sociabilidad en la esquizofrenia

COGNITIVOS

  • Incluyen problemas de atención, concentración y memoria
  • Problemas en el procesamiento de la información: dificulta la toma de decisiones.
  • Problemas para usar la información: una vez que se ha aprendido.
  • Dificultad en la atención y la concentración.

Causas de la esquizofrenia

GENÉTICA

La esquizofrenia puede ser hereditaria, pero que un familiar la padezca y se tenga una predisposición genética significa que se vaya a desarrollar, ya que hay distintos genes implicados en la aparición de la enfermedad, pero ninguno la causa por si mismo.

AMBIENTE

Aparte de la genética, el ambiente y las experiencias de vida de las personas son una causa importante para el desarrollo de la esquizofrenia. Estas situaciones de la vida pueden ser: momentos estresantes o peligrosos, vivir en la pobreza, haber tenido problemas en el nacimiento…

ESTRUCTURA Y FUNCIÓN DEL CEREBRO

Hay estudios que concluyen que las personas con esquizofrenia tengan diferencia de tamaño en ciertas áreas del cerebro y conexiones distintas. Esto es algo que se sigue investigando, si es algo que ocurre antes de la aparición de la enfermedad y desde cuando puede aparecer.

Factores que mejoran el pronóstico de la esquizofrenia

  • Inicio repentino.
  • Edad avanzada cuando comienzan los síntomas.
  • Nivel adecuado de habilidades y logros previos al inicio de la enfermedad.
  • Deterioro cognitivo leve.
  • Pocos síntomas negativos.
  •  Poco tiempo entre el primer episodio psicótico y el inicio del tratamiento.

Factores que empeoran el pronóstico de la esquizofrenia

  • Los síntomas aparecen a una edad temprana.
  • Problemas de en las relaciones sociales y en el trabajo antes de la enfermedad.
  • Antecedentes familiares de esquizofrenia.
  • Presentar muchos síntomas negativos.
  • Mucho tiempo entre el primer episodio psicótico y el inicio del tratamiento.

Tratamiento para la esquizofrenia

El tratamiento para la esquizofrenia tiene como objetivos reducir la gravedad de los síntomas psicóticos, prevenir la recurrencia de los episodios y el deterioro cognitivo, proporcionar apoyo y que la persona tenga una vida lo más normalizada posible.

MEDICACIÓN

Los antipsicóticos ayudan a que los síntomas psicóticos sean menos intensos y frecuentes. Existen dos tipos: los de primera generación, con más efectos secundarios como la rigidez, temblores o somnolencia, y los de segunda generación con menos efectos secundarios.

TRATAMIENTO PSICOLÓGICO

Dentro del tratamiento psicológico hay varias terapias que suelen ser beneficiosas:

  • Entrenamiento en habilidades sociales: donde se enseña y se practican habilidades y aptitudes necesarias para vivir en comunidad.
  •  Psicoterapia: con psicoeducación se ayuda a comprender al paciente y a los familiares el funcionamiento de la enfermedad y a manejarla, identificando los síntomas prodrómicos que aparecen antes del episodio pudiendo así intervenir a tiempo y que no sea tan intenso.
  • Rehabilitación cognitiva: ayuda al paciente a frenar el deterioro cognitivo existente.

La mayoría de las personas que padecen un episodio psicótico (sobre todo por primera vez) son internados en centros especializados para su estabilización. A veces tienen que quedarse por más tiempo y se trabaja para su futura reinserción en la sociedad, pudiendo pasar del centro a pisos tutelados, donde se siguen trabajado con ellos para que sean personas lo más funcionales posibles y vivan una vida agradable, con un trabajo y unas relaciones sociales gratificantes.

Si tienes alguna duda o necesitas ayuda con algún problema de tipo psicológico ponte en contacto con nosotros, podemos ayudarte en nuestra clínica en Málaga.

Publicado 

Categorías

Contenidos:

Consulta telefónica gratis

Si tienes alguna dolencia y no sabes cómo podemos ayudarte, reserva una consulta telefónica gratuita y habla directamente con nuestro equipo de fisioterapeutas. No te quedes con ninguna duda.