Qué es el Trastorno Bipolar y cómo podemos identificarlo

Trastorno bipolar

El trastorno bipolar (TB), es un trastorno crónico del estado de ánimo que se caracteriza por la alternancia de fases manía o hipomanía (euforia, gran vitalidad, irritabilidad…), fases depresivas y fases de eutimia (estabilidad clínica).

Existen los denominados episodios mixtos, que consisten en la presentación simultánea de síntomas maníacos y depresivos.

El trastorno bipolar es una de las principales causas de discapacidad del mundo según la OMS y tiene altas tasas de mortalidad prematura por suicidio, ya que es el trastorno afectivo que mayor tasa de suicidios presenta y es 20 veces mayor que en la población general.

Un poco de historia sobre el trastorno bipolar

La primera persona que definió la manía y la melancolía como dos fases distintas, pero pertenecientes a la misma enfermedad, fue el médico griego Areteo de Capadocia (s.I d.C) cuando aún continuaba vigente la teoría de los cuatro humores, donde el desequilibrio humoral provocaba las enfermedades.

Teniendo en cuenta esta teoría, la manía venía dada por un exceso de sangre o bilis amarilla y la melancolía por el exceso de bilis negra.

El concepto de trastorno bipolar surge en Francia por los escritos de Falret (1851) y Baillager (1854), mientras Kraepelin unificó todos los trastornos afectivos en la denominada “locura maníaco-depresiva” que fue aceptada globalmente.

Cuando este término fue quedando en desuso, el psiquiatra alemán Karl Leonhard en 1957 propuso separar los términos depresión y manía. En la década de los 60 se sustituye el término “locura” por “trastorno” y se deja de usar progresivamente el término melancolía. Por último, en 1978 es cuando se distingue entre el trastorno bipolar I y II.

Prevalencia, edad de inicio del trastorno bipolar

La prevalencia es difícil de determinar, pero con los estudios que hay a día de hoy se sitúa en torno al 2,4% de la población.

La edad de inicio de este trastorno suele ser la segunda década de vida y está presente de manea similar en ambos sexos.

Cómo se desarrolla el trastorno bipolar

La aparición de este trastorno depende de factores genéticos y ambientales.

Se sabe que los factores genéticos influyen más que en otros trastornos mentales. Un familiar de primer grado con un trastorno bipolar supone hasta un 10% más de riesgo de padecerlo, además de poder padecer también depresión unipolar, esquizofrenia o trastornos del espectro autista.

En cuanto a los factores ambientales, las situaciones estresantes y comportamientos de riesgo (por ejemplo: abuso de sustancias), pueden precipitar este tipo de trastorno.

El trastorno bipolar suele aparecer con un primer episodio depresivo y después van alternando el estado depresivo, el maníaco y la eutimia (estabilidad) lo que no significa que sean asintomáticos, ya que se pueden observar síntomas cognitivos o alteraciones afectivas.

Hay personas a las que se les denomina “cicladores rápidos”, que se caracterizan por tener en un año al menos 4 episodios de manía o depresión.

Tipos de trastorno bipolar

Trastorno bipolar I

Para diagnosticar a una persona con este tipo debe haber tenido un episodio de manía en su vida. Puede ser que no haya tenido depresión, pero lo normal es que vaya acompañado.

Trastorno bipolar II

Ha padecido episodios depresivos y episodios hipomaníacos (menor intensidad que la manía).

Ciclotimia

Presentan durante al menos dos años numerosos episodios hipomaníacos y síntomas depresivos, pero no llega a ser un trastorno depresivo mayor.

Síntomas del estado maníaco en el trastorno bipolar

Anímicos: euforia y expansividad anímica y cognitiva. Estas personas se “comen el mundo”, creen que son capaces de hacer cosas que en circunstancias normales no harían y exceden a su capacidad.

Motivacionales y conductuales: intenta hacer muchas cosas a la vez y no termina ninguna. Su lenguaje está acelerado y el tono de voz es alto, incluso puede aparecer una sinceridad extremas que le lleva a decir cosas desagradables o desinhibidas a desconocidos.

Cognitivos: tiende a la hipermnesia, pues piensa que todo lo sabe y todo lo recuerda. La taquipsiquia (aceleración del pensamiento) produce dificultades en fijarse en los detalles que le rodean y conllevan al déficit de atención, mayor distracción y falta de concentración.

Físicos: a causa e la hiperactividad de un área del cerebro le lleva al insomnio, al desorden alimenticio y a un aumento del umbral para la fatiga física. Pueden aparecer somatizaciones de la ansiedad (taquicardia, disnea, dolores de cabeza…)

Interpersonales: realiza actividades imprudentes, tales como gastos excesivos, conducción temeraria, promiscuidad sexual, incluso llegar al punto de tener problemas legales.

Estado maniaco en trastorno bipolar

Psicóticos: aparecen delirios (más frecuentes en episodios depresivos) y alucinaciones (más presente en las manías). Los delirios de los estados depresivos suelen ser de culpa, ruina e hipocondría, en cambio, los de la manía suelen ser más místicos, megalomaníacos o de grandeza y poder.

La aparición de estos síntomas hace que las relaciones se vuelvan más conflictivas y difíciles.

En este estado las personas piensan que están mejor que nunca y hay resistencia a que se les haga ver que su conducta es inadecuada y se niegan a ir al médico y recibir tratamiento, lo que les hace llegar a ingresos hospitalarios involuntarios.

Síntomas del estado depresivo en el trastorno bipolar

Los síntomas depresivos suelen ser los mismos que en un trastorno unipolar, pero con alguna diferencia:

  1. La edad de inicio de la depresión en personas con trastorno bipolar es menor.
  2. Es más frecuente si hay abuso de sustancias o se inicia en el post-parto.
  3. El número de episodios depresivos es mayor pero su duración es menor.
  4. Las ideas de suicidio suelen aparecer antes.
  5. Los síntomas psicóticos, atípicos y catatónicos suelen estar presentes.
  6. En este estado depresivo es más frecuente la hipersomnia que el insomnio.
  7. Hay mayor labilidad emocional.
  8. Es menos frecuente que haya pérdida de apetito y peso.
  9. Hay más retraso psicomotor e impulsividad.
  10. Suele haber antecedentes familiares de manía.
  11. La eficacia de las sales de litio en la depresión bipolar es mayor.
  12. Puede haber inducción a la hipomanía por la ingesta de antidepresivos  y estos son menos eficaces.

¿Pueden padecer los niños trastorno bipolar?

El común que los niños tengan cambios de humor rápidos que no suelen indicar un trastorno mental.

Los cambios de humor del trastorno bipolar se mantienen más en el tiempo e interfiere en la vida diaria de la persona que lo padece.

El trastorno bipolar suele aparecer en la adolescencia o en los primeros años de la juventud y es similar al que presenta un adulto, aunque el episodio depresivo se caracteriza por mutismo, aislamiento, negativa a jugar y relacionarse o comer; y en la manía es característica la hiperactividad, tendencia al mal comportamiento, agresividad y falta de atención.

Tratamiento del trastorno bipolar

El tratamiento farmacológico es el principal tratamiento, ya que no hay evidencias de que la psicoterapia sea efectiva en el tratamiento de los episodios maníacos. Se recomienda medicación con intervención psicológica en episodios de depresión y eutimia, para una buena adherencia farmacológica y prevenir recaídas.

Las intervenciones psicológicas con mayor evidencia es: psicoeducación, terapia cognitivo-conductual y terapia centrada en la familia.

Psicoeducación: se informa al paciente y familiares de la naturaleza del trastorno, su comportamiento y de los factores que pueden desencadenar o prevenir un episodio. Ayudar a identificar esos síntomas desencadenantes que en cada persona puede ser distinto y dar herramientas para gestionarlos.

Terapia cognitivo-conductual: se identifica y modifica las asociaciones erróneas entre los pensamientos y las emociones, tanto de la manía como de la depresión.

Fármacos: los más comunes son las sales de litio, los antidepresivos y los antiepilépticos. El médico escogerá el que mejor se adapte a los síntomas del paciente mediante un estudio exhaustivo.

Si tienes alguna duda o tienes algún problema psicológico, nosotros te podemos ayudar en nuestra clínica en Málaga.

Publicado 

Categorías

Contenidos:

Consulta telefónica gratis

Si tienes alguna dolencia y no sabes cómo podemos ayudarte, reserva una consulta telefónica gratuita y habla directamente con nuestro equipo de fisioterapeutas. No te quedes con ninguna duda.