Dolor del Pulgar: Tenosinovitis de De Quervain

De Quervain

¿Alguna vez has experimentado dolor en la base de tu pulgar? ¿Te has preguntado qué podría estar causándolo? Es posible que estés lidiando con una condición conocida como tenosinovitis de De Quervain.

Esta molestia, que afecta principalmente a las mujeres y a menudo se relaciona con el embarazo, puede ser desconcertante. En este artículo, nos sumergiremos en el mundo de esta afección. Exploraremos su definición, sus síntomas y los factores de riesgo que la acompañan.

También discutiremos cómo se diagnostica y qué opciones de tratamiento están disponibles. Y, por último, examinaremos el pronóstico asociado con esta condición. Acompáñanos mientras desentrañamos estos aspectos y descubrimos cómo aliviar el dolor y recuperar la funcionalidad en nuestras manos.

De Quervain: Definición

La tenosinovitis estenosante del pulgar, más comúnmente conocida como De Quervain, es una condición dolorosa que afecta la muñeca y el pulgar. Esta afección se caracteriza por la inflamación de los tendones en la base del pulgar, lo que resulta en dolor, sensibilidad e incluso dificultad para mover el pulgar y la muñeca. La zona donde se produce suele conocerse como “la tabaquera anatómica

Síntomas más habituales en De Quervain

  • Dolor en la base del pulgar o a lo largo del lado del pulgar en dirección a la muñeca.
  • Sensibilidad al tacto en la misma área afectada.
  • Inflamación o hinchazón en la base del pulgar.
  • Dificultad para mover el pulgar, especialmente al agarrar objetos o al realizar movimientos que impliquen el pulgar y la muñeca, como torcer o abrir la mano.
  • Puede haber una sensación de chasquido o crepitación al mover el pulgar.
  • El dolor puede irradiarse hacia el antebrazo en algunos casos, especialmente si la inflamación es significativa.
uso excesivo móvil y De Quervain

Diagnóstico de la Tenosinovitis de De Quervain

El diagnóstico de De Quervain se basa principalmente en la historia clínica del paciente y en la evaluación física realizada por un profesional de la salud, como un médico o un fisioterapeuta. Algunas de las técnicas de diagnóstico más efectivas incluyen:

Test de Finkelstein

Este es un examen físico en el que el paciente flexiona el pulgar sobre la palma de la mano y luego cierra los dedos sobre el pulgar, formando un puño. A continuación, se inclina la muñeca hacia el lado afectado. Si este movimiento causa dolor intenso en la base del pulgar o a lo largo del lado del pulgar en dirección a la muñeca, es indicativo de De Quervain.

Palpación y observación

El profesional de la salud puede palpar la zona afectada para detectar sensibilidad, hinchazón o cambios en la textura de los tejidos. Además, la observación de la posición y el movimiento del pulgar y la muñeca puede proporcionar pistas importantes sobre la presencia de De Quervain.

Ecografía

Aunque el diagnóstico de De Quervain generalmente se puede confirmar mediante la historia clínica y la evaluación física, la ecografía puede ser una herramienta complementaria útil en casos donde el diagnóstico no está claro o para evaluar la gravedad de la inflamación de los tendones y las estructuras circundantes.

Cuidados del bebé y De Quervain

Factores de riesgo y población afectada en Tenosinovitis de De Quervain

La tenosinovitis de De Quervain puede desarrollarse debido a una combinación de factores de riesgo, que incluyen actividades que implican movimientos repetitivos de la mano y la muñeca, como el uso excesivo del pulgar y la muñeca en actividades laborales o recreativas. Las personas que realizan tareas que involucran agarre, torsión o movimientos de pinza con frecuencia, como escribir, tejer, levantar objetos pesados o cuidar de un bebé, tienen un mayor riesgo de desarrollar esta tendinopatía.

Además, las mujeres, especialmente durante el embarazo y el postparto, tienen una mayor predisposición a desarrollar tenosinovitis de De Quervain debido a los cambios hormonales y al estrés adicional en las muñecas durante el cuidado del bebé. Por lo tanto, es importante estar atento a los factores de riesgo y tomar medidas preventivas si se realizan actividades que puedan aumentar la carga en los tendones de la muñeca y el pulgar.

De Quervain

Fisioterapia en la De Quervain

Inmovilización con férula especial

En fases agudas y dolorosas, puede ser necesaria la inmovilización con una órtesis del pulgar y la muñeca con una férula especial para reducir la irritación de los tendones y permitir la cicatrización.

Reducción del dolor e inflamación

Los principales objetivos del tratamiento fisioterapéutico son reducir el dolor y la inflamación en la región afectada. Esto puede lograrse mediante técnicas como aplicación de hielo, compresión, elevación y terapia manual.

Técnicas manuales

Los fisioterapeutas pueden emplear técnicas manuales, como masajes suaves y movilizaciones articulares, para mejorar la movilidad de los tendones y los tejidos circundantes, aliviar la tensión muscular y promover la curación.

Ejercicios adaptados

Se prescriben ejercicios específicos diseñados para fortalecer y estabilizar los músculos de la mano, el pulgar y la muñeca, así como mejorar la amplitud de movimiento y la función articular.

Técnicas de fisioterapia avanzada

En casos más complejos o resistentes al tratamiento convencional, se pueden utilizar técnicas avanzadas de fisioterapia, como la neuromodulación, la electrolisis percutánea intratisular (EPI), el láser terapéutico, el sistema superinductivo y la radiofrecuencia, para promover la curación y reducir la inflamación.

Intervención médica complementaria

En casos de De Quervain muy reactivos e inflamatorios, puede ser necesaria la intervención médica adicional, como la infiltración de corticosteroides, para controlar el dolor y la inflamación de manera más efectiva.

Pronóstico de la Tenosinovitis de De Quervain

La tenosinovitis de De Quervain presenta un pronóstico variable. En algunos casos, responde favorablemente al tratamiento conservador, lo que permite una recuperación completa en unas pocas semanas. Sin embargo, en otros casos, puede ser más resistente y prolongada, requiriendo un enfoque más amplio y continuado.

El tiempo de recuperación promedio suele oscilar entre 6 semanas a 3 meses (pudiendo prolongarse), dependiendo de la gravedad de la condición, la respuesta al tratamiento y los factores individuales de cada paciente.

Es importante diferenciar entre una tenosinovitis reactiva, que se presenta como una respuesta aguda a la sobrecarga de los tendones, y una tenosinovitis crónica, que puede persistir durante un período prolongado si no se maneja adecuadamente. La tenosinovitis crónica puede requerir un enfoque más integral, que incluya la colaboración de un equipo multidisciplinar, que podría incluir fisioterapeutas, médicos especialistas en medicina deportiva, ortopedistas, entre otros.

El tratamiento multidisciplinar puede implicar la combinación de técnicas de fisioterapia, modificaciones en la actividad laboral o recreativa, manejo del estrés y, en algunos casos, intervenciones médicas adicionales, como infiltraciones de corticosteroides. Un enfoque integral y colaborativo es fundamental para optimizar el pronóstico y garantizar una recuperación exitosa a largo plazo para aquellos que sufren de tenosinovitis de De Quervain.

Para cualquier consulta, visita nuestra clínica de fisioterapia en Málaga.

Publicado 

Categorías

Contenidos:

Consulta telefónica gratis

Si tienes alguna dolencia y no sabes cómo podemos ayudarte, reserva una consulta telefónica gratuita y habla directamente con nuestro equipo de fisioterapeutas. No te quedes con ninguna duda.