Habilidades Sociales, qué son y para qué sirven

Qué son las habilidades sociales

Somos seres sociales y como tal la comunicación es necesaria para nuestro día a día, por lo que saber relacionarnos y hacerlo de forma adecuada es algo fundamental.

Para ello existen las llamadas habilidades sociales, que las definimos como un “conjunto de conductas que nos permiten interactuar y relacionarnos con los demás de manera efectiva y satisfactoria”.

Estas habilidades, se aprende y se practican todos los días, pudiendo desarrollarlas y potenciarlas más. Sin embargo, cada habilidad social tiene un grado de complejidad que hará que algunas cuesten más trabajo desarrollarlas que otras.

Son imprescindible para cualquier contexto (en familia, en el trabajo, con los amigos…), donde pondremos en práctica unas u otras y en algunas situaciones serán más fácil utilizarlas que en otros donde no estamos acostumbrados a desenvolvernos, pero como decíamos antes con práctica iremos perfeccionándolas.

Debemos de tener en cuenta, que las habilidades sociales pueden variar según la cultura y los aspectos sociodemográficos y depende del lugar donde nos encontremos nos debemos de comportar de una manera u otra, ya que la manera de relacionarse cambia.

¿Cuál es el origen de las habilidades sociales?

Aunque en 1937, Murphy, describía la importancia de las habilidades relacionales en niños y jóvenes, fue Salter (1949), considerado uno de los padres de la terapia de conducta, quien desarrolló en  su libro “conditional réflex therapy”,  técnicas para aumentar la expresividad verbal y facial.

Wolpe (1958) y Lazarus (1966) intentaron delimitar el concepto definiendo lo que en ese momento se denominó “conducta asertiva”. Sin embargo, con el tiempo se llegó a la conclusión de que las habilidades sociales no se limitaban solo al uso de la asertividad. De hecho, Philips (1961) hace referencia a la competencia social, donde esas habilidades sociales necesitan una puesta en marcha de ciertas habilidades en un entorno social complejo.

A partir de ahí, muchos autores han aplicado lo que se conoce como el entrenamiento en habilidades sociales, en la que se enseña a la persona como llevar a cabo la conducta más beneficiosa para él sin que salga perjudicado.

¿Por qué son importantes las habilidades sociales?

Las habilidades sociales son primordiales en nuestra vida, ya que:

  • Las relaciones interpersonales son un aspecto fundamental en nuestro bienestar personal y también pueden convertirse en fuente de estrés y malestar si tenemos déficits de habilidades sociales.
  •  Las personas con pocas habilidades sociales son más propensas a padecer alteraciones psicológicas como ansiedad o depresión.
  • Tener buenas habilidades sociales incrementa nuestra calidad de vida, porque nos ayuda a sentirnos bien y a obtener lo que queremos.
  • La falta de habilidades sociales nos lleva a experimentar emociones negativas, como frustración o ira y a sentirnos rechazados por los demás.
  • Mantener relaciones satisfactorias con los demás facilita el desarrollo y mantenimiento de una buena autoestima.

Tipos de habilidades sociales:

Existe una gran variedad de habilidades sociales, pero nosotros la vamos a dividir en dos grupos: habilidades sociales básicas y habilidades sociales complejas.

1.       Habilidades sociales básicas:

ESCUCHAR: oír no es lo mismo que escuchar, debemos atender a la persona que tenemos enfrente de forma activa y empática. Aunque esta habilidad pueda parecer sencilla, es en la que se suele fallar en muchos momentos.

INICIAR UNA CONVERSACIÓN: saber empezar una conversación dice mucho de nosotros. Requiere soltura, cortesía, cercanía, positividad y no parecer amenazante o inseguro.

FORMULAR UNA PREGUNTA: saber reclamar con adecuada asertividad. Es una de las primeras habilidades que se le enseñan a los niños en el colegio y de las que más nos pueden ayudar en nuestro día a día, en cualquier situación que estemos.

DAR LAS GRACIAS: es saber reconocer la labor o gesto de la otra persona. Es una de las habilidades que más trabajo cuesta, debemos inculcarla en los niños pequeños para que la interioricen y la pongan práctica lo antes posible.

PRESENTARSE Y PRESENTAR A OTRAS PERSONAS: solemos hacerlo en la mayoría de los contextos (familiar, social y laboral), esta habilidad es muy importante.

CONCERTAR CITAS: capacidad de situar un evento en el futuro con otras personas. Es muy útil y puede ir desde concertar una cita con el médico, quedar con amigos, o una cita de trabajo importante.

Qué son las habilidades sociales

2.       Habilidades sociales complejas:

EMPATÍA: capacidad de ponerse en el lugar de la otra persona.

INTELIGENCIA EMOCIONAL: según Salovey y Mayer (1990), la inteligencia emocional es la habilidad para manejar los sentimientos y emociones, discriminar entre ellos y utilizar estos conocimientos para dirigir los propios pensamientos y acciones.

ASERTIVIDAD: habilidad para ser sinceros, directos y claros, diciendo lo que se quiere decir, sin herir los sentimientos ni menospreciar la valía de los demás.

COMUNICAR SENTIMIENTOS Y EMOCIONES: manifestar a los demás nuestros sentimientos tanto positivos como negativos de manera correcta.

DEFINIR UN PROBLEMA Y EVALUAR SOLUCIONES: analizar la situación teniendo en cuenta todos los elementos que la integran, además de los sentimientos y emociones de cada uno de los implicados.

NEGOCIACIÓN Y SABER CONVENCER A LOS DEMÁS: capacidad de comunicación dirigida a la búsqueda de una solución satisfactoria para todas las partes. Convencer nos es sinónimo de manipular, es saber argumentar y hacer ver a la otra persona que cierta conducta es mejor que otra.

PEDIR AYUDA: debemos ser conscientes de que no lo sabemos todo y que en ocasiones necesitamos ayuda. Pedir consejo o apoyo es un acto de madurez y debemos saber pedirlo correctamente.

CAPACIDAD DE DISCULPARSE: ser conscientes de los errores cometidos y reconocerlos.

AUTOAFIRMACIÓN: estar seguro de nuestras decisiones y creencias, defender y reclamar nuestros propios derechos de una manera asertiva es una habilidad muy necesaria en la sociedad en la que vivimos.

¿Cuándo se desarrollan las habilidades sociales?

Las habilidades sociales se están desarrollando desde la infancia en su relación con el contexto familiar y social. Los padres juegan un papel fundamental en este desarrollo, ya que desde primera hora son quienes nos enseñan a ser y a comportarnos. Ellos nos deben enseñar a sentir seguridad y confianza en nosotros mismos, expresarnos de manera adecuada, ser asertivos, agradecidos, etc.

Si en la infancia no se potenció esta serie de habilidades, sino las contrarias: vergüenza, enfado, egoísmo, es probable que la edad adulta no contemos con estas habilidades para relacionarnos adecuadamente.

Nunca es tarde para desarrollar las habilidades sociales, como hemos dicho, se pueden aprender y potenciar día a día. Hay muchas técnicas para desarrollar estas habilidades, que los profesionales manejan a la perfección para ayudar a las personas que lo necesitan.

Si quieres saber más, necesitas ayuda con las habilidades sociales u otro tipo de problema psicológico, no dudes en ponerte en contacto con nosotros en nuestra clínica en Málaga. Podemos ayudarte.

Publicado 

Categorías

Contenidos:

Consulta telefónica gratis

Si tienes alguna dolencia y no sabes cómo podemos ayudarte, reserva una consulta telefónica gratuita y habla directamente con nuestro equipo de fisioterapeutas. No te quedes con ninguna duda.