Lesiones más frecuentes en corredores

lesión en corredores lesión en rodilla

En este post, exploraremos las lesiones más frecuentes en corredores ya que, a menudo, la pasión por el running puede llevar a algunos a aventurarse en esta actividad sin la preparación o una planificación adecuada, lo que puede aumentar significativamente el riesgo de sufrir patologías.

Sin duda, el running, o la práctica de correr, es un deporte que ha experimentado un auge sin precedentes en popularidad en los últimos años. Desde parques urbanos hasta carreras de larga distancia, millones de personas de todas las edades y niveles de condición física se han lanzado a las calles y senderos para disfrutar de sus beneficios. Sin embargo, aunque el running puede ofrecer una forma emocionante y saludable de mantenerse activo, no está exento de desafíos y riesgos.

¿Cuáles son las lesiones más frecuentes en corredores?

Fascitis Plantar

La fascitis plantar es una lesión en corredores que resulta dolorosa y muy común.

Afecta a muchos corredores y personas activas. Esta afección se caracteriza por la inflamación del tejido grueso en la parte inferior del pie, conocido como la fascia plantar, que conecta el talón con los dedos. Cuando esta fascia se inflama, puede causar un dolor agudo y punzante en el talón, especialmente durante los primeros pasos por la mañana o después de actividades físicas, como correr.

La fascitis plantar suele ser el resultado del estrés repetido en el tejido (lesión por sobrecargar), un calzado inadecuado o un aumento brusco en la intensidad o la distancia de las carreras. A menudo, los corredores la experimentan debido a la tensión constante que se ejerce sobre la fascia plantar durante la zancada.

Tendinopatía del tendón de Aquiles

La tendinopatía del tendón de Aquiles es otra lesión dolorosa que afecta a corredores y atletas. Este trastorno se centra en el tendón de Aquiles, el cual conecta el gemelo y sóleo (tríceps sural) con el hueso del talón. Cuando este tendón se inflama o daña, puede causar dolor y molestias en la parte posterior del tobillo y el talón.

La tendinopatía del tendón de Aquiles a menudo se desarrolla debido a la tensión repetida y la sobrecarga en el tendón, lo que puede ser el resultado de una serie de factores, como un aumento repentino en la intensidad del entrenamiento (sin preparación previa), correr en superficies duras o incluso el uso de calzado inadecuado. Correr largas distancias o hacer sprints sin un adecuado calentamiento y enfriamiento también puede aumentar el riesgo de esta lesión.

lesión en corredores lesión en rodilla

Síndrome de la cintilla Iliotibial

El Síndrome de la Cintilla Iliotibial (ITBS, por sus siglas en inglés) es una afección dolorosa que a menudo afecta a corredores y atletas de resistencia. Esta lesión se desarrolla debido a la irritación o inflamación de la banda iliotibial, una estructura fibrosa que se extiende desde la cadera hasta la parte exterior de la rodilla. Cuando esta banda se encuentra en tensión constante o roza repetidamente sobre el hueso de la rodilla, puede causar un dolor punzante y agudo en el lateral de la rodilla.

El ITBS es más común en corredores que realizan entrenamientos intensivos, especialmente en superficies inclinadas o cuestas abajo, donde la fricción sobre la cintilla iliotibial es más pronunciada. El uso de calzado inadecuado o una técnica de carrera inapropiada también puede contribuir a su desarrollo.

Lesiones en la cadera

Trocanteritis y el síndrome piramidal

La cadera es una región esencial para los corredores y es vulnerable a lesiones, entre las cuales destacan la trocanteritis y el síndrome piramidal. Estas afecciones pueden causar dolor en la zona de la cadera y afectar negativamente la experiencia de correr. Suelen aparecer debido a la tensión repetitiva en la zona, especialmente al aumentar la intensidad o la distancia de sus carreras.

  1. Trocanteritis: La trocanteritis es la inflamación de los tendones que rodean el trocánter mayor, el prominente hueso en la parte lateral de la cadera. Los corredores a menudo experimentan este dolor.
  • Síndrome Piramidal:

El síndrome piramidal se origina en un músculo profundo llamado piriforme, ubicado en la región glútea. Cuando este músculo se inflama, puede causar dolor en la parte posterior de la cadera y un dolor referido a la cara posterior de la pierna.

En este post, exploraremos las lesiones más frecuentes en corredores ya que, a menudo, la pasión por el running puede llevar a algunos a aventurarse en esta actividad sin la preparación o una planificación adecuada,

Dolor lumbar

El dolor lumbar es una preocupación común para muchas personas, y los corredores no son una excepción. A pesar de los numerosos beneficios que ofrece el running, la tensión repetida y la postura pueden contribuir al desarrollo de molestias en la zona lumbar.

Este tipo de dolor puede tener múltiples causas, que van desde la tensión muscular y la sobrecarga en la zona lumbar hasta la mala técnica de carrera o la falta de fortaleza en el core (músculos abdominales y lumbares). Correr en superficies duras o con calzado inadecuado también puede aumentar el riesgo de desarrollar dolor lumbar.

Causas de las lesiones en corredores

Las lesiones en corredores pueden ser el resultado de una variedad de factores, pero las causas más frecuentes incluyen:

  1. Sobrecarga o sobreentrenamiento: Correr largas distancias o aumentar rápidamente la intensidad del entrenamiento sin un período de adaptación adecuado puede sobrecargar los músculos y las articulaciones, aumentando el riesgo de lesiones. Entrenar en exceso puede aumentar el riesgo de fatiga muscular y lesiones. Es importante planificar las cargas de entrenamiento.
  • Técnica Inadecuada: Una mala técnica de carrera, como una zancada incorrecta o una postura inapropiada, puede poner tensión adicional en ciertas áreas del cuerpo, lo que puede llevar a lesiones con el tiempo.
  • Calzado Inadecuado: Utilizar zapatos que no se ajustan bien a tu tipo de pie o que no proporcionan el soporte adecuado puede contribuir a lesiones, especialmente en los pies, tobillos y rodillas.
  • Superficies de Entrenamiento: Correr en superficies duras o irregulares, como pavimento o terreno accidentado, puede aumentar el impacto en las articulaciones y aumentar el riesgo de lesiones.
  • Sobreentrenamiento: Entrenar en exceso, sin dar suficiente tiempo al cuerpo para recuperarse, puede aumentar el riesgo de fatiga muscular y lesiones. Es importante planificar las cargas de entrenamiento.
  • Factores Anatómicos y Biomecánicos: La anatomía y la biomecánica individuales pueden influir en la forma en que el cuerpo responde al running. Algunas personas pueden ser más propensas a ciertas lesiones debido a estas características.
  • Falta de entrenamiento o preparación:  la fuerza y la movilidad en áreas clave del cuerpo, como el core (espalda y abdominales), los glúteos y piernas en general, puede aumentar la probabilidad de lesiones. Sin olvidar la importancia de tronco y los miembros superiores.

Si comienzas a sentir alguna molestia durante la práctica de la carrera, es ideal acudir a un centro con profesionales que puedan identificar la causa y proponer un tratamiento y soluciones. Comenzar a tratar a tiempo esas leves molestias puede ser un factor determinante para evitar la lesión. De esta manera no deberemos interrumpir bruscamente nuestra actividad deportiva.

La Fisioterapia es una de las soluciones más eficaces como medio de tratamiento. Nuestro equipo estaría encantado de poder ayudarte a determinar el origen de tu proceso patológico y guiarte en el camino a la recuperación y a una práctica saludable del running.

Para cualquier consulta, visita nuestra clínica de fisioterapia en Málaga.

Publicado 

Categorías

Contenidos:

Consulta telefónica gratis

Si tienes alguna dolencia y no sabes cómo podemos ayudarte, reserva una consulta telefónica gratuita y habla directamente con nuestro equipo de fisioterapeutas. No te quedes con ninguna duda.