¿Es malo el crujir las articulaciones?

crujirse los huesos es bueno o malo

En la búsqueda constante de respuestas sobre nuestra salud y bienestar, a menudo nos preguntamos si esos misteriosos crujidos que escuchamos en nuestras articulaciones son motivo de preocupación. En este artículo, exploraremos el intrigante mundo de los crujidos articulares y qué significan para nuestra salud. Así que si te has preguntado alguna vez ¿Es malo que crujan o crujir las articulaciones? ¡Sigue leyendo para obtener las respuestas que necesitas!

Cavitación vs. Crepitación

Primero, debemos entender que existen dos tipos principales de crujidos articulares: la cavitación y la crepitación.

Cavitación

Este fenómeno, común y benigno, ocurre cuando se forman y colapsan burbujas de gas en el líquido sinovial de nuestras articulaciones, generando el característico sonido de crujido. En la mayoría de los casos, la cavitación no está asociada con dolor ni problemas articulares y puede aparece espontáneamente o como resultado de una movilización dentro de rangos de movimiento normales. Como ejemplos:

Crujirse los dedos: Seguramente te has preguntado alguna vez si es malo crujir tus dedos. La respuesta es que, en la mayoría de los casos, el sonido se debe a la cavitación. Al estirar o doblar los dedos, se genera una disminución de la presión en el líquido sinovial de las articulaciones, lo que puede llevar a la formación y colapso de burbujas de gas y, en consecuencia, al característico sonido de crujido. Recuerda que crujirse los dedos de vez en cuando no representa un problema, pero hacerlo repetidamente y con fuerza excesiva puede irritar los tejidos circundantes, por lo que es mejor hacerlo con moderación.

Técnicas manipulativas en osteopatía: Durante una sesión de osteopatía u otras terapias manuales, los fisioterapeutas o especialistas pueden realizar técnicas manipulativas para aliviar la tensión y mejorar la movilidad articular. Estas técnicas también pueden generar el sonido de cavitación. Es importante destacar que estas manipulaciones deben ejecutarse por fisioterapeutas titulados, ya que una mala praxis  podría tener consecuencias negativas.

Crepitación

En contraste, la crepitación articular se refiere a un sonido crujiente o rasposo que puede ocurrir al mover una articulación, similar a apretar una bolsa con nieve. A veces, puede ser inocua, indolora y puntual. Sin embargo, en otros casos, puede ser dolorosa y ser un signo de «roce» articular, lo cual requiere evaluación por parte de un profesional.

Sonido benigno: En muchos casos, la crepitación articular puede ser inofensiva y no estar relacionada con ninguna condición médica grave. Es posible que escuchemos este sonido al movilizar la articulación, como al levantarnos de una silla o al estirar nuestros brazos. Este tipo de crepitación puede ser causada por la fricción de los tejidos blandos, como los tendones y ligamentos. Es importante tener en cuenta que, en estos casos, la crepitación suele ser indolora y puntual, sin generar molestias adicionales.

Motivo de consulta médica: La crepitación articular puede convertirse en motivo de preocupación cuando está asociada con síntomas más graves, como dolor, impotencia funcional o inflamación. Estos síntomas podrían indicar un problema subyacente, como la artrosis. La artrosis es una enfermedad degenerativa de las articulaciones que puede causar daño en el cartílago y el tejido circundante, lo que provoca dolor, rigidez e hinchazón.

Chasquido y bloqueo articular

El chasquido y bloqueo articular son experiencias desconcertantes más frecuentes tanto en la rodilla  como la articulación temporo-mandibular (ATM). Ambas articulaciones tienen un menisco, un pequeño cartílago que actúa como amortiguador y estabilizador, permitiendo un movimiento suave y fluido. Sin embargo, ciertas condiciones pueden llevar a la generación de chasquidos, bloqueos y ruidos articulares que merecen atención médica.

Crujido hueso rodilla

Chasquido y Bloqueo Articular en la Rodilla

En la rodilla, el chasquido puede ocurrir al comprimir el menisco. En algunos casos, esto puede ser inofensivo y no representar un problema. Sin embargo, cuando el chasquido va acompañado de dolor y se siente una sensación de bloqueo en la rodilla, podría indicar una lesión en el menisco.

Si un trozo del menisco o del cartílago se desprende y queda en el espacio articular, se forma lo que se conoce como ratón intraarticular. Este fragmento flotante puede generar ruidos articulares, crepitaciones y bloqueos en la rodilla, lo que dificulta la movilidad y puede resultar en la pérdida de función. En este caso, es crucial buscar una consulta médica para una evaluación precisa y un plan de tratamiento adecuado.

Chasquido y Bloqueo Articular en la ATM

En la ATM, el chasquido puede estar relacionado con problemas en el menisco articular: es una estructura de tejido conectivo que actúa como amortiguador entre el hueso temporal del cráneo y la mandíbula. Un bloqueo en la ATM puede tener como origen un mal posicionamiento temporal del menisco, lo que afecta el movimiento normal de la mandíbula y puede generar ruidos articulares. 

Traumatismo + Crujido

Es esencial prestar atención a los síntomas y actuar con prontitud ante un traumatismo con crujido. Si experimentas lo siguiente tras un golpe o torcedura:

Dolor intenso y persistente: Un dolor agudo que no mejora con el tiempo o que empeora al intentar mover la articulación.

Inflamación evidente: Hinchazón y enrojecimiento en la zona afectada, lo que puede indicar una reacción inflamatoria debido a la lesión.

Impotencia funcional: Incapacidad para mover la articulación normalmente o una sensación de inestabilidad al apoyar el peso sobre la extremidad afectada.

Deformidad o cambio de forma: Si notas que la articulación se ve anormal o si hay un cambio en la forma de la extremidad tras el traumatismo.

Sensación de crepitación: Un ruido crujiente o rasposo al mover la articulación, que puede estar asociado a una fractura o una luxación.

En caso de presentar alguno de estos síntomas, es vital acudir a un servicio de urgencias o buscar atención médica inmediata, porque podría tratarse de una fractura, una luxación o una lesión articular. Un diagnóstico y tratamiento tempranos son cruciales para abordar lesiones más graves y evitar complicaciones a largo plazo.

Para cualquier consulta, visita nuestra clínica de fisioterapia en Málaga.

Publicado 

Categorías

Contenidos:

Consulta telefónica gratis

Si tienes alguna dolencia y no sabes cómo podemos ayudarte, reserva una consulta telefónica gratuita y habla directamente con nuestro equipo de fisioterapeutas. No te quedes con ninguna duda.